El placer de vivir en una gran ciudad

Una de las cosas que más me gusta de vivir en Barcelona es la variedad de personas con las que te puedes encontrar por las calles. Soy una persona muy observadora y a veces salgo a la calle solo para mirar, para ver a los demás, para saber cómo viven los demás. Me encanta la mezcla de culturas, la mezcla de razas y lo cosmopolita que es todo. Da gusto pasear y ver como una persona de raza negra va abrazada a otra de raza china, como dos hombres pasean de la mano, o dos mujeres comparten algo más que secretos al oído, me gusta ver abuelos paseando por lo jardines rememorando sus vidas y a mujeres del país embarazadas de la mano de alguna persona de otra raza, la presencia multicultural de Barcelona es lo que me enamoró de esta bella ciudad.

Cuando me vine a vivir aquí, me puse a trabajar en una tienda de venta cesped artificial barcelona, hoy en día tengo un estudio de fotografía que es lo que me apasiona. Estoy especializada en bebés, ya que me encanta inmortalizar esos momentos únicos en los que los bebés son capaces de sonreír sin apenas abrir los ojos, o captar momentos en los que a los padres se les cae la baba observando a sus pequeños.

Es una pasada poder disfrutar del trabajo que te gusta en el lugar que más te gusta y esto es posible porque si le pones empeño y ganas a las cosas puedes conseguir cualquier cosa que te propongas. Yo no tenía ni idea de vender césped artificial y haciendo eso estuve dos años hasta que pude organizarme un poco ahorrar lo suficiente y poder montar mi propio negocio por mi cuenta. Una apuesta muy arriesgada que por suerte y toquemos madera me ha salido bien.

También hago bodas y despedidas de soltera, me encanta las bodas, ver todo ese amor, toda esa ternura en los ojos de los novios antes de dar el sí quiero, y los nervios de la novia cuando tienen que poner el anillo en el dedo del que en minutos va a ser su marido. Me encanta las ceremonias civiles ya que lejos de ser ostentosas y por todo lo alto son ceremonias intimas, con los más allegados y muy bonitas. Habiendo amor, cualquier lugar es bueno para tomar una buena fotografía.