El sitio ideal para buscar refranes

Antes, la información se documentaba en físico para que quedaran evidencias de aquello que se consideraba relevante, y así lo pudieran aprovechar nuevas generaciones. Actualmente esta práctica continúa, lo que ha variado es el medio en el que se plasma. Y no es un secreto que el gran repositorio de nuestros días es Internet.

Pero en esta red de redes hay demasiada información, que a veces en lugar de ayudarnos nos hace perder tiempo. Por ejemplo, si optamos por un motor de búsqueda los resultados son muy variados, vienen web de todo tipo, incluso páginas que ni tienen que ver con la palabra clave que colocamos. Por ello, resulta muy útil cuando sabemos de algún portal dedicado exclusivamente a lo que nos interesa.

En función de lo anterior, de requerirse un sitio para investigar refranes con sus significados, el ideal es refranesysusignificado, con solo ver su nombre sabemos que son expertos en esta materia, pero no solo ello, también es muy sencillo de utilizar.

Apenas se entra al sitio antes señalado se observa en un renglón a la izquierda, en donde se especifican las letras del abecedario, esto es para facilitar la búsqueda de cualquiera de los refranes.  Si se escoge una letra se listan todos los que inicien con la misma, y al hacer clic sobre uno se devela la explicación. Adicionalmente, en su home principal enuncia varios dichos, como los últimos añadidos, los más vistos y otros aleatorios.

Por otra parte, en el mismo renglón de la izquierda, pero en la parte inferior hay una categorización, que facilita aún más si nos interesa algún tema en específico, tal es el caso de que estemos buscando refranes de amor, o de amistad, quizá de comida, o de familia, y por qué no, de dinero, de bebida, entre otros.

Entre los refranes allí incorporados están los siguientes:

  • “Quien siembre vientos recoge tempestades”: alude a aquellos individuos que andan hablando mal de otros, creando conflictos y siembran cizaña, quizá pensando que solo perjudicarán a los demás, sin prever que en algún momento todo ese mal les afectará también.
  • “A camino largo, paso corto”: cuando hay un proyecto de larga duración, conviene hacer las cosas con calma para que todo salga bien y se llegue a buen término.
  • “A palabras necias, oídos sordos”: cuando escuchemos conversaciones que no tienen ningún valor positivo es mejor no prestarles mucha atención.

Si te llaman la atención no dejes de visitar la web, con pinchar el enlace irás directamente a este maravillo recurso virtual.