¿En qué se diferencias las casas de lujo en Madrid?

Definir el lujo es a veces bastante relativo, aunque si se trata de una casa de lujo en Madrid, los conceptos siguen siendo difusos excepto cuando se trata de valorar una propiedad en un millón de euros como cifra de partida.

 

La prueba de que la línea divisoria no es recta está en una aproximación a las diferentes zonas metropolitanas de la capital española. Separar las casas de lujo de las normales y corrientes pasa también por establecer la división y diferenciación entre los diferentes barrios, también separados por el concepto de lujosos o no: www.primeselectmadrid.com

 

Y como en todas las capitales del mundo, los centros urbanos y arquitectónicos no se suelen ampliar. Se transforman, pero no crecen precisamente, conservándose en exclusiva los núcleos históricos cuyas fachadas arquitectónicas, al menos en el Viejo Continente Europeo, conservan legendariamente las construcciones urbanísticas más antiguas.

 

Esta evidencia da como resultado que los edificios de las zonas céntricas son pequeños en comparación con los barrios que se han ido ampliando alrededor, siendo generalmente más populares a medida que se van alejando, considerándose así la formación de las llamadas ciudades dormitorio. Sin embargo, algunas de estas ubicaciones cercanas a la ciudad han sido habilitadas como residencias en urbanizaciones de lujo, áreas limítrofes a la capital pero dotadas y aisladas conforme a las mejores instalaciones de seguridad y privacidad.

 

Luego hay dos opciones a la hora de pensar en los pisos de lujo en Madrid: una es la de recurrir al mercado inmobiliario del centro, mucho más limitado y de mayor valor económico, aunque con un determinado nivel de vida que ofrece vivir en la ciudad. Y el otro concepto gira en torno a una casa de lujo fuera del ambiente cosmopolita, más cercano a la calidad de vida que ofrece la tranquilidad, privacidad y un entorno natural.

 

Y pueden no parecerse en nada ambas elecciones. La primera, debido a la restricción lógica de este tipo de inmuebles por la relativa la escasez y los elevados precios, a su vez ofrece opciones que varían entre el piso de lujo, el ático, el dúplex o el triplex. Todas ellas situadas en localizaciones en las llamadas zonas de calidad, con reformas de puesta a punto e instalaciones que pueden incluir piscina, solariums y gimnasio, además de garajes y trasteros.

 

Luego ya son varios los motivos por los que se diferencian los compradores de una casa de lujo en Madrid, que bien puede estar en la ciudad o en las urbanizaciones más emblemáticas del lujo en zonas limítrofes.