La lupa en los camiones grua

Los camiones, al igual que otros vehículos, los hay en muchos y diferentes modelos. Algunos catalogan solo como “máquinas” a algunos camiones porque no tienen la forma usual de los más convencionales, es el caso de algunas grúas. Estas pueden tener estructuras bastante extrañas o complejas pero siguen siendo un camión.

Como todo vehículo, necesita del mantenimiento correcto  para evitar cualquier tipo de falla que además de interferir con la jornada de trabajo puede implicar un riesgo o peligro para el conductor y las demás personas alrededor. A continuación compartimos algunos consejos que le ayudarán a prevenir inconvenientes.

Revisión de un camión grúa:

  • Hacer una checklist: antes de comenzar con sus labores haga un repaso de todos los componentes del tablero, puede resultar algo latoso, sin embargo, con el tiempo se hace hábito y podrá ahorrarse muchísimos problemas.
  • Revisar pequeños detalles: a las piezas de mayor tamaño casi siempre se les da toda la atención, inspeccione también las más pequeñas (como los tornillos y tuercas) porque pueden llegar a ser verdaderos quebraderos de cabeza. No quiere decir que apretará cada una, pero sí es importante asegurarse de las que se encuentran en los puntos clave, por ejemplo los que sujetan los brazos mecánicos a las bases.
  • Lubricación: no es un tema solo del motor, no pase por alto los cables y otros elementos que requieran lubricación.
  • Los desgastes: este tipo de camiones soportan pesos increíbles, en ellos el desgaste de ciertas piezas se da por presión además de la fricción. Piezas como las correas o bandas, neumáticos, entre otros deben ser revisado muy seguido.
  • Mantenimiento y revisión: no son lo mismo. Se realizan por separado, el mantenimiento son los cuidados que debe darle al vehículo para su correcto funcionamiento. La revisión es para asegurarse o verificar de que todo esté en condiciones óptimas. Deben ser realizadas periódicamente sin importar cuanto tarde en ello.

Estos gigantes son tan vulnerables como cualquier otro automóvil o maquinaria. Debido a las labores que estos realizan y a sus grandes dimensiones, pueden resultar altamente peligrosos si no se usan con precaución ni se les den los cuidados apropiados.

Cambie a tiempo las piezas que precisan cambios de rutina y repare otras averías con la ayuda de los desguaces. Estos establecimientos le salvarán el presupuesto y obtendrá calidad y garantía. Visite http://www.desguacescamiones.net, un directorio con los contactos necesarios para que elija un servicio completo. Puede filtrar la búsqueda por provincia y población dentro de todo el territorio nacional.