Los antimicrobianos a través de la historia.

Los antimicrobianos se han usado en oficinas, centros para la salud, oficinas para poder mantener un control sobre las bacterias y así impedir que los individuos puedan enfermarse.
No obstante, estos no son agentes que sean específicamente de la actualidad, ya que en la historia se han registrado tales ingredientes y te los vamos a mostrar.

Los antimicrobianos a través de la historia.

Europa Central

Alrededor de 5300 años, en los Alpes un hombre falleció, por lo que su cuerpo, ajuar y vestidos quedaron congelados y conservados en el glaciar hasta la actualidad.

Al descubrirse, se notó que portaba alrededor de su muñeca una pulsera de hongos que poseía propiedades antiinfecciosas.

Grecia

El Hipócrates les recomendaba a los ciudadanos griegos el usar canela (germicida), miel para las heridas, vino (antimicrobiano), utilizar vinagre (antiséptico) y tomillo para las enfermedades de índole infecciosa.

Mesopotamia

Alrededor de hace 4000 años la Farmacopea Sumeria, primera de su tiempo, indicaba una combinación con acción antimicrobiana que estaba constituida por enebro, ciruelas y vino. Además, en esta civilización ya se usaba el  detergente el cual es antibacterias.

India

Médicos vedas hacían uso de vendajes con miel y mantequilla fermentada para ser colocados en las heridas infectadas. Era tan efectivo, que se uso hasta la Segunda Guerra del mundo .

Antiguo Egipto

Los que hacían los embalsamientos poseían conocimiento sobre las grandes propiedades antisépticas de las sales, que eran potenciadas al hacer uso de resinas aromáticas como la mirra y el incienzo. No obstante, como los antimicrobianos hacían uso para las  momias de cebollas.

A su vez, emplearon las sales de los metales  pesados como un tipo de antiséptico. Y en el papiro de Smith (hace 3500 años) está escrito la recomendación de uso de una combinación a base de miel con propiedades antisépticas.

China

En la medicina tradicional se encontraron los beneficios del té verde para poder combatir las diarreas, sobre todo en las epidemias como el cólera. Luego, paso a ser parte de las infusiones habituales.

Y como antibiótico para las heridas que estaban infectadas era recomendable el aplicarse queso de soja ya enmohecido.

Ahora que hemos conocidos como los ingredientes antimicrobianos  han formado parte de la historia ¿no quieres probarlos en la actualidad y proteger tu casa, oficina y cuerpo? Te aseguramos que te pueden funcionar sin problemas. Solo tienes que pesar en el sitio o el uso de que deseas darles y ¡listo!