Mejor de lo que parece

Los desguaces o Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) son empresas que no solo se benefician ellas, sus usuarios y el medio ambiente también ganan su buena parte con este tipo de transacciones. Ciertamente, obtienen ganancias, como toda empresa que presta un servicio u ofrece un producto, asimismo, el comprador adquiere piezas o repuestos de calidad a precios accesibles y en general se sufren menos daños por residuos mal desechados.

Sin embargo, muchos aun no son conscientes de la utilidad de estos establecimientos. Podría parecer que trabajan de manera desorganizada, pero nada más lejos que eso, puesto que del orden de su inventario y del control de sus procesos depende su funcionamiento. Se les puede comparar con una cadena de montaje o ensamblaje de coches, aunque con el procedimiento a la inversa.

El mecanismo opera de la siguiente manera, se le extraen todos los fluidos y se desmontan cada una de las piezas, estos paquetes se envían a la zona de desfragmentación en la que, tras un análisis, son triturados y separados de metales, vidrios, entre otros. La normativa medioambiental es estricta en cuanto al tema y, por ello, los desguaces tienen mucho cuidado con sus labores, ya que incumplir alguna de sus leyes es motivo de fuertes sanciones.

Todos los materiales como filtros de aceite, líquido de freno, las baterías, entre otros, son almacenados en depósitos destinados para su tratamiento. Por todo esto, en España, los desguaces están cobrando importancia, haciéndose notorios y siendo catalogados como uno de los mejores sistemas en recuperación de vehículos.

Beneficios al usuario

Uno de los grandes puntos a favor del cliente es que hasta los desguaces es posible visitarlos online. Hay páginas dedicadas a cada sector del parque automovilístico, incluso existen directorios, que permiten que a través de ellos se pueda localizar el establecimiento de su preferencia o las piezas exactas que necesite el usuario.

Esto genera un ahorro de tiempo y dinero, puesto que no necesita trasladarse en persona hasta cada una de las compañías, todos los repuestos o recambios son más baratos que en el mercado de artículos nuevos y en los sitios fiables son de calidad garantizada, ya que son previamente testeados para su venta.

Este tipo de directorios suelen estar organizados por zonas o tienen un buscador para filtrar la información por provincia, población o ambas. Otro beneficio es que en la mayoría tramitan la baja del vehículo ante la DGT (Dirección General de Tráfico). Para mayor información haz click para ir a mi sitio web y comprueba por ti mismo la experiencia de un buen servicio.