Tratando asuntos de dinero

Uno de los temas más conflictivos en el mundo, en épocas pasadas, en la era actual y seguramente en el futuro, tiene que ver con el uso del dinero. Este asunto tan atractivo también es capaz de generar graves conflictos, por los que familiares y amigos llegan incluso a enemistarse. Ni hablar de otros ámbitos, como los negocios, en donde el principal interés es el de obtener la mayor cantidad de dividendos.

No en vano los tribunales judiciales están llenos de casos de demandas en donde se discuten deudas, pagos de pensiones, cobros de herencias, indemnizaciones, etc. Es algo tan complejo, que cada quien vela por sus propios intereses, por lo tanto, una misma situación puede ser vista desde varios ángulos y será interpretado de múltiples maneras.

Sin embargo, a pesar de lo delicado o conflictivo que pueda resultar, siempre es bueno agotar una primera instancia a través del diálogo, en donde se trate de comprender las circunstancias, con el objeto de que las partes involucradas lleguen a un entendimiento y se produzca un pacto que resuelva el inconveniente.

Las disputas se pueden dar por distintas causas o motivos. Utilizando la jerga de los refranes los podemos enunciar y explicar a continuación:

  • “Piensa el avariento que gasta por uno y gasta por ciento”: hay personas que para desembolsar algo de dinero lo piensan una y otra vez. Según su lógica es con el fin de ahorrar, no obstante, al no abordar oportunamente algunos asuntos, las condiciones pueden empeorar y posteriormente tienen que pagar más, lo que a su vez, suele molestarlos sobremanera.
  • “A dineros dados o pagados brazos quebrados”: una fuente de pleitos viene dada por el pago adelantado de servicios o de compra de mercancía, dado que la otra parte ya obtiene su beneficio, por lo cual no sentirá la necesidad de cumplir con el acuerdo.
  • “A quien mucho tiene más le viene”: esto trae problemas porque puede verse como una injusticia. Lo cierto, es que pasa con frecuencia, quizá porque la abundancia les permite tomar mejores decisiones que después redundan en beneficios, favoreciendo su estatus y condición.
  • “Administrador que administra y enfermo que se enjuaga algo traga”: nunca faltan las sospechas hacia los encargados de cuidar algo que no les pertenece. Es común imaginarse que se quedan con alguna parte de una forma fraudulenta.

En los refranes podemos encontrar reflejados muchos casos que tratan los asuntos de dinero. En la web www.refranesysusignificado.com, están los aquí enunciado y otros más, explicados con claridad y simplicidad.